Jornadas de teatro del Siglo de Oro

Con Pedro Hofhuis

El director Pedro Hofhuis se encuentra con los alumnos del Aula de Teatro EMMA

“El Teatro del Siglo de Oro era y es para el pueblo”

Empezó a los ocho años en las representaciones del colegio a hacer teatro y desde ese día no ha dejado la escena. “Para mi estar aquí es un sueño, estas jornadas a nivel de teatro clásico son de lo más grande que hay en este país, junto a otros festivales como el de Almagro y Olite”. El director de teatro Pedro Hofhuis (Málaga) participa en las XXXV Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Almería con la obra A secreto agravio, secreta venganza que se representará hoy a las 21:00 horas en el Teatro Apolo. El texto es una versión libre de Pablo Bujalance, llevada a escena por ’Jóvenes Clásicos’, una obra que les ha valido numerosos reconocimientos como el premio del Certamen Almagro Off 2017.

“Mi primer recuerdo de un viaje fue a los seis años en Almería”, así comenzaba su encuentro con los alumnos del Aula de Teatro EMMA. Durante el acto, presentado por la actriz y responsable del aula, Gemma Giménez, los asistentes se interesaron por la experiencia de este director teatral, técnico de iluminación y sonido, que además ha ejercido en el ámbito audiovisual como operador de cámara. El amor, las amistades y el flamenco le acercaron a esta ciudad hasta estrechar ese vínculo gracias a su principal pasión, el teatro. Estuvo presente con tres obras en el Miniteatro de Almería, participó en un teatro musical en verso de Calderón y ahora otro texto de este clásico le trae de nuevo a la ciudad en uno de los momentos más ajetreados de la agenda teatral almeriense

“El teatro del Siglo de Oro pertenece al pueblo, los textos de Calderón y de Lope son para el pueblo aunque durante un tiempo se pensó que estaban dirigidos a una élite intelectual”. Pedro Hofhuis señaló que fue en la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga (ESAD)  donde nació su afición por el teatro clásico, aunque reconoció que de pequeño pensaba que la gente hablaba en verso.

El malagueño habló sobre la relación entre actor y director, las técnicas, las acciones y la necesidad de que estos cuenten con una propuesta de su personaje para tener una posición ante el director. “Tienes que hacer teatro para que lo entiendan los chinos”, contaba entre risas Pedro Hofhuis al hablar sobre la importancia de las acciones de los personajes.

A secreto agravio, secreta venganza

Los inspectores Delgado y Ferrer investigan la aparición de un cuerpo en el puerto de Lisboa. Los interrogatorios y recuerdos de los personajes apuntarán a Don Lope de Almeida, noble portugués, cuya mujer murió en un terrible incendio pocos días antes de la aparición del cadáver. Fado, amor, celos, honor, interrogatorios… se suceden en el escenario.

El drama que nos planteaba Calderón de la Barca en 1653 hablaba del honor, “un concepto que tiene un matiz muy distinto e incluso diríamos que se ha diluido con el paso del tiempo, la sociedad ha progresado poco en este aspecto. Desafortunadamente hemos pasado de lo que Calderón plasmaba como restauración del honor a la violencia de género, una auténtica lacra social del siglo XXI”.