Indie Kids Fest

El festival para toda la familia

Los mas pequeños protestan en el primer festival para toda la familia en Almería

Yo soy Ratón, grupo de canción protesta infantil

Indie kids Fest reunió ayer a 65 familias en una jornada repleta de actividades artísticas y educativas en las que la canción protesta reivindicaba una mirada respetuosa a la infancia

A las once de la mañana arrancaba la convocatoria que citó en la Escuela Municipal de Música y Artes de Almería a un total de 250 personas entre participantes y el equipo de organización que guió a las familias por las cuatro plantas del edificio para disfrutar de las trece actividades simultáneas que se desarrollaban en cada hora.
El recorrido por las danzas del mundo lo encabezaron la guineana Georgina Senobua con sus enérgicos movimientos africanos y la bailarina Cristina Samaniego que con el velo les introdujo en la danza oriental, paseando juntos por la India y la Polinesia. Emociones y yoga con Edurne Simón, los ejercicios creativos de la ilustradora Aurora Rumí sirviéndose del arte mas clásico hasta la fotografía de Chema Madoz y el cartel de pancartas protesta del grupo madrileño Yo soy Ratón, conquistaron a todos los miembros de la familia que participaron en el festival con el objetivo de disfrutar artísticamente del tiempo sintiendo y aprendiendo juntos. 

Dos hermanos con su pancarta protesta

Tarde de circo, protesta y emociones

No había mejor forma de empezar la tarde que con actitud circense, la de la funambulista Irene de Paz y su espectáculo La Madeja. Su atrevida y poética forma de presentarse en el escenario mantuvo a los espectadores sobrecogidos e impresionados en un espectáculo en el que el clown, la poesía y la acrobacia se dan la mano sobre un cable situado a casi dos metros del suelo.
La libertad de expresión que reivindicaba el festival alcanzó su momento culmen a las cinco de la tarde con un concierto de música infantil apta para adultos. Niños y niñas aparecieron con pancartas protesta al encuentro de Yo soy Ratón. El grupo madrileño que desarrolló un divertido ejercicio de escucha de los mas pequeños incorporando rock, ska y músicas del mundo a sus letras, fue uno de los platos fuertes del festival. Todos gritaron al ritmo de ‘No soy un muñeco’, ’Caca’ o ‘Superbasureros’, algunos de los éxitos del grupo que ha revolucionado el panorama nacional de la música infantil.
La malagueña Susana Almahano con sus Colores clausuró el escenario del festival. El verde, el azul, el rojo… son el hilo conductor de un espectáculo que despertó las emociones de los pequeños a través del teatro y la danza en una tierna e inteligente manifestación artística.

Colores, Susana Almahano

El muro del sonido

Hubo tiempo también para cocinar de forma saludable con ingredientes locales y de temporada junto a Mariela Boccio y para cargar de ritmo la escalinata del edificio tocando el muro del sonido creado por la francesa Marion Mieze con todo tipo de materiales reciclados. La batucada concentró a un numeroso grupo de pequeños músicos que junto al percusionista Dioni Pascual experimentaron tocando la batería, el cajón o las maracas. En cada rincón del edificio se podía encontrar una prueba del potencial creativo de las familias y todo ello había que plasmarlo en imágenes, por esta razón el taller de fotografía impartido por Guille Bossini fue uno de los atractivos del Indie Kids Fest.
“Hemos venido con nuestro hijo y además de jugar y disfrutar de la música y el teatro, nos ha gustado hablar de temas que nos preocupan de su educación con otras familias”, afirmaban Ana y Javier que participaron en las mesas redondas desarrolladas en el Escenario Rojo de La Cuarta Planta en las que se habló de alimentación junto a Lola Gómez, gerente de Clisol, el juego activo y educativo de Verónica Cortés, responsable de Rizomas y la educación desde la filosofía Montessori de la mano de Noelia Rodríguez, responsable de la E. I Hogar Montessori de Almería.La utilización de las fuentes de energía renovables, la industria alimentaria y la necesidad de educar con una dirección común en casa y en los centros educativos, son algunas de las inquietudes que se plantearon durante la jornada de festival.
Los juegos educativos centrados en el fomento de las habilidades y la inteligencia, la literatura que acaba con estereotipos, promoviendo la igualdad, la tolerancia y el respeto al medioambiente, estuvieron presentes en Indie Kids Fest gracias al mercadillo que daba la bienvenida al edificio en el que participaron Bibabuk, Rizomas y Orión juegos de mesa. Hasta veinte autores y autoras almerienses de literatura infantil y juvenil acudieron a la cita y estuvieron firmaron libros Gemma Sirvent, Antonio y Mª Jesús Lorente, María Campra, Moisés Palmero, Nuria Contreras, Jesús Muñoz y Helena Piñar, entre otros.
Pequeños y adultos sin distinción de sexos salieron del festival con las uñas pintadas de colores gracias a las historias narradas por Paula Palomo en su talleres como Mandarina Cuentacuentos.
La primera edición de Indie Kids Fest ha sido posible gracias al patrocinio de Cajamar, Hyundai, Foster’s Hollywood y Vips y la colaboración de Bibabuk, Rizomas y Gran Hotel.